Home / Noticias / Policías investigados por abusar sexualmente de un detenido
comisaria-45-cipolleti

Policías investigados por abusar sexualmente de un detenido

Una grave denuncia vuelve a salpicar a la policía de Río Negro, otra vez en Cipolletti. El hecho ocurrió a mediados de mayo en una iglesia cercana a la comisaría 45 del barrio Anai Mapu.

Hay siete policías involucrados en una denuncia penal que incluye vejaciones, abuso sexual con acceso carnal y abuso de autoridad. Según la acusación que se radicó en la fiscalía el 18 de mayo, los policías empalaron a un joven que fue detenido mientras robaba en una iglesia.

La unidad temática que encabeza Guillermo Merlo junto al querellante Rafael Cuchinelli, buscan indicios para acusar a los uniformados por delitos que podrían derivar en penas de prisión efectiva.

La madrugada del 18, dos personas fueron atrapadas infraganti por personal de la comisaría 45 mientras robaban en una iglesia del barrio cipoleño.

Como aparentemente hubo un tiroteo entre los jóvenes y la policía, al momento de apresarlos uno fue trasladado al hospital y el otro a la comisaría del Anai Mapu. Allí se habrían producido los aberrantes hechos que ahora se investigan.

Cuando la víctima logró recuperar la libertad, también fue al hospital y le certificaron las lesiones. Luego un familiar lo acompañó a la fiscalía. El hombre relató que fue golpeado salvajemente y empalado en medio de todo el procedimiento de detención.

La parte acusadora presume que fueron dos los policías que actuaron pero los siete serán imputados por los mismos delitos; por acción u omisión.

Tras la denuncia se hizo una inspección en la sede policial donde se secuestraron los partes diarios y teléfonos celulares de los policías involucrados porque presumen que hicieron circular filmaciones sobre lo que aconteció en la iglesia.

El lunes hubo una audiencia en la cual la querella y la fiscalía solicitaron la apertura de los celulares y dispositivos electrónicos para recabar información y pruebas. Se estima que la formulación de cargos será en julio. Fuentes cercanas a la causa indicaron que con los informes médicos están acreditadas las vejaciones y el abuso sexual.
El titular de la Regional Quinta, responsable de todas las unidades del Alto Valle Oeste, Daniel Uribe, aseguró que se iniciaron “acciones administrativas” pero que todos los efectivos siguen cumpliendo funciones hasta que la justicia resuelva la situación procesal de cada uno.

Junto con Bariloche, la regional de Cipolletti presenta los índices más altos de abusos policiales y en la cuarentena el tema se acentuó todavía más por el protagonismo que adquirió la policía al momento de hacer cumplir las medidas de aislamiento.

Como es habitual no hubo información oficial, a diferencia de otros hechos menores en los que la policía ha llegado a hacer conferencias de prensa (incluso durante la pandemia).

Antecedentes

Cipolletti tiene una triste historia policial. El 25 de diciembre de 2011, el adolescente Nicolás Scorolli fue asesinado por el cabo David Carrasco luego de una rabiosa persecución. La víctima, junto a otros amigos, habían un hurtado un viejo Renault 12.

En otro hecho ocurrido en 2015, un joven de 15 años que volvía de una fiesta recibió un disparo en el ojo en medio de un disturbio. Al otro día de haber sido herido, los médicos le confirmaron que había perdido la visión. Un policía fue condenado a cuatro años y dos meses de prisión.
El año pasado, un periodista de Catriel fue salvajemente golpeado por la policía y detenido de forma ilegal. Una publicación de Río Negro reveló que la fiscalía encargada de investigar la violencia policial acumulaba 50 casos sin resolución.

En consecuencia desplazaron al fiscal Matías Stiep y en su lugar pusieron a Merlo. A pesar de que el Ministerio Público tiene una abierta política de comunicación, desde entonces, no se han informado demasiados procesos penales que involucren a uniformados de la zona.

 

Fuente: Diario RN

Comentarios