Home / Noticias / Malestar en una residencia de abuelos con coronavirus
residencia-abuelos

Malestar en una residencia de abuelos con coronavirus

“Nos genera mucha bronca e impotencia que el personal de Salud del hospital decida a quién atiende y a quién no, cuando tiene la obligación atender a todos. Estamos a menos de media cuadra y cada vez que llamamos, te dicen que tienen otras urgencias o aparecen dos o tres horas después”, sostuvo Verónica Figueroa, quien integra en equipo de Enfermería de la residencia de abuelos.

La trabajadora es una de las ocho cuidadoras que están aisladas, en este momento, junto a los abuelos de una residencia de Provincia que está ubicada sobre la calle Perito Moreno 951, en Cinco Saltos. Se llama Juan XXIII.

Malestar en una residencia de abuelos con coronavirus

Denunció públicamente el “mal accionar” de la dirección del hospital, con la cual desde hace más de una semana que están a los tirones para que presten debida atención a los abuelos y al personal que se encuentran aislados.

Los problemas comenzaron el 7 de septiembre cuando algunos abuelos comenzaron a desarrollar cuadros respiratorios -no Covid- que el hospital asoció a la época de floración. El personal los evaluó el día después. No los hisopó. Indicaron nebulización y paracetamol.

“Así arrancamos con cuatro adultos, se sumaron dos más y entramos en alerta con 11 abuelos en cama, el sábado, cuando volvió la gente del hospital e hisoparon a 7, lo que consideró la médica. Estaban afebriles, pero tenían mucha tos y malestar; y al revisarlos, descubrió que dos cursaban una neumonía bastante avanzada. Requerían internación, pero como no había camas en el hospital, quedaron en la residencia con un plan de antibióticos por vía endovenosa. A la abuela más complicada le dejaron oxígeno permanente”, relató Figueroa.

Dijo que el personal de Salud también hisopó a seis trabajadores de la residencia, incluida la directora. Pero, en total, son 20 en actividad, entre cuidadores y enfermeros.

Recién ayer tuvieron los resultados de los hisopados, los cuales confirmaron que hay una abuela de 80 años que es positiva para Covid-19. “Nos dieron la noticia al mediodía y recién anoche, a las 22.50, la vinieron a buscar. Mientras tanto, nosotros la tuvimos que aislar por nuestros propios medios. Ellos no movieron un dedo”, cuestionó la trabajadora.

Tras confirmar que una de las abuelas dio positivo, el personal que tiene patologías previas se fue a su casa y quedaron ocho trabajadores aislados en la institución, al cuidado de los abuelos, quienes afortunadamente se encuentran estables.

“La verdad que da bronca e impotencia. Son muchas las falencias del hospital. En una oportunidad, no fueron capaces de mover la ambulancia para trasladar a un abuelo con problemas renales. Lo tuvimos que hacer nosotros, en una silla de ruedas”, manifestó Figueroa.

“Hace seis meses que nos venimos cuidando. Pedimos que nos hisopen a todos”, sumó.

En declaraciones radiales, la directora del hospital, Susana Marezi, sostuvo que el personal de Salud asiste a los geriátricos semanalmente para dar las pautas y normativas de bioseguridad. Aseguro que, en el caso puntual de la residencia Juan XXII, el 80 por ciento de los abuelos tiene PAMI.

Cuando solicitaron asistencia, recordó que tenían tres casos para internar en terapia intensiva y dos médicos en la guardia, uno de los cuales salió para hacer derivaciones. Igualmente, afirmó que concurrieron al hogar de ancianos e hisoparon a 18 personas, de las cuales una sola dio positivo para Covid-19.

Sin embargo, el personal que trabaja en la institución la desmintió: “Fueron siete abuelos hisopados y seis cuidadores, nada más”.

 

Fuente: LMCipolletti 

Comentarios