Home / Noticias / En El Manzanar se cansaron de las fiestas en la plaza
manzanar

En El Manzanar se cansaron de las fiestas en la plaza

Los vecinos del barrio El Manzanar reavivaron las quejas por los disturbios provocados por los jóvenes que se reúnen en la plaza Mujeres Cipoleñas hasta altas horas de la madrugada para escuchar música y tomar bebidas alcohólicas.

Se trata de una problemática que viene siendo analizada desde hace años y que no pudo solucionarse ni con la instalación del destacamento policial a 50 metros del lugar. Ahora, volvieron a presentar una nota a la Municipalidad para encontrar una solución y evitar inconvenientes durante las Fiestas.

Cecilia, una de las ciudadanas que decidió expresar su enojo de manera pública, explicó a LM Cipolletti que la situación es cada vez peor e hizo hincapié en la necesidad de comenzar a aplicar multas a quienes no respeten los horarios de descanso ni cumplan con el Código de Faltas. Además, arremetió contra los padres de los adolescentes que se reúnen en el área por la falta de conocimiento de sus movimientos o sustancias que podrían consumir.

“No sólo hay chicos de 14 o 15 años con mochilas llenas de botellas, sino también personas mayores que llegan en sus autos bajitos con vidrios polarizados. A veces son 50 y otras, 100. A veces se quedan hasta las cuatro de la mañana, otras hasta las cinco y el domingo pasado hasta las ocho. La Policía tiene que intervenir porque si no acá cada uno hace lo que quiere. No es que tienen las manos atadas, es que no quieren intervenir por miedo a que alguno de esos jóvenes sean hijos de gente poderosa. Muchos son del barrio o vienen del Capellán, Mercantil o Rincón Lindo”, sentenció.

Por otra parte, Cecilia aseguró que hay autoridades municipales que viven en El Manzanar y que, a pesar de estar al tanto de lo que ocurre, “no hacen nada”. No obstante, detalló que tienen conocimiento de que el director de Seguridad Ciudadana, Aldo Mildenberg, se está ocupando pero que “no tiene apoyo de nadie”.

“Yo leía lo que pasa en Centenario (un caso similar al del barrio) y ellos tienen suerte porque la Policía en Neuquén es diferente; tienen más móviles y controles. Esto nos perjudica porque nos dejan toda la malandra acá, no pasan del puente. Muchos no quieren ir a Kimika, por ejemplo, y deciden quedarse en las plazas. En todos lados los corren, menos acá. Los efectivos dan vueltas una vez y otras cinco no, ya les conocen los tiempos y saben cuándo no tienen que venir, no es casualidad”, concluyó.

Mano dura con los shows organizados

El Municipio mantendrá la mano dura contra las fiestas al aire libre. No permitirán ninguna fiesta de fin de año ni de música electrónica, e incrementarán los controles sorpresivos. Desde el inicio de la gestión de Aníbal Tortoriello, las fiestas multitudinarias al aire libre que convocaban a miles de jóvenes de todo el Alto Valle fueron prohibidas por cuestiones de seguridad. Los festejos de fin de año que se habían convertido en tradicionales, como la Siamo Fuori o la Celebrate Fest, debieron mudarse a otras ciudades.

Fuente: LMCipolletti

Comentarios