Home / Noticias / El Valle recibió 10.000 trabajadores golondrinas para levantar la cosecha
cole

El Valle recibió 10.000 trabajadores golondrinas para levantar la cosecha

Unos 10.000 trabajadores migrantes ya ingresaron a Río Negro para participar de la cosecha frutícola. El gobierno provincial consignó ese número mientras aseguró que se cumplen con los protocolos sanitarios frente a la pandemia de covid-19. Para los próximos días se espera un número mayor de micros, estimando unos 20.000 trabajadores golondrinas en el Alto Valle.

Los colectivos arribados provenían de Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Salta, Santiago del Estero, Jujuy, Formosa y Tucumán.

Desde la Secretaría de Trabajo se aseguró que sus inspectores están en el territorio con tareas de controles con atención particular de las medidas de seguridad vinculadas a los contagios por coronavirus.

Las pautas se corresponden con protocolos fijados por el Consejo Federal de Trabajo, con un aporte provincial con su propio diseño de trabajo rural migrante.

El año pasado, existió un ensayo con 2.500 migrantes, que llegaron al Valle Medio en algo más de medio centenar de micros para la cosecha de cerezas, entre otras tareas.

En el marco definido, el objetivo es que los trabajadores arriben a lugares adecuados para que realicen un aislamiento preventivo y, además, se cumplan con un test de coronavirus “unos días antes” de trasladarse a Río Negro.

Este seguimiento es prioridad sanitaria aunque, además, el año pasado, la cuarentena sorprendió a unos 12.000 trabajadores que quedaron varados en Río Negro y que exigió operativos especiales de Río Negro para su traslado a sus provincias de origen.

Entre los organismos involucrados, la Comisión Nacional de Transporte tiene la misión de observar si se cumple con el número permitido por micro. Además, los migrantes deben llegar con contrato con una empresa, que es la que se encarga de abonar el test de covid.

Controles

La exigencia contractual y un lugar prefijado son características incorporadas porque, hasta ahora, muchos llegaban sin trabajo acordado y, en consecuencia, se ubicaban en cualquier predio mientras se esperaba una convocatoria laboral.

Los puestos camineros realizan el primer visado de la documentación y, luego, en las localidades y establecimientos de destino deben permanecer “enaislamiento siete días”, como también, se fijo que los trabajadores no pueden llegar con familia, como otra característica actual de regulación sanitaria.

El secretario de Trabajo de la provincia, Jorge Stopiello, destacó que “se ha intensificado la tarea de los inspectores, que trabajan en forma mancomunada con los demás organismos provinciales, como Policía y Salud, como también con los demás organismos tanto provinciales como nacionales”.

 

Fuente: Diario RN 

Comentarios