Home / Noticias / El cementerio cipoleño espanta a los visitantes
cementerio

El cementerio cipoleño espanta a los visitantes

Los yuyos cubren gran parte del predio y, según los empleados, falta personal para poder hacer la limpieza.Francisco Sánchez V.

El cementerio de la ciudad se ha convertido en noticia recurrente entre los vecinos. Paros, despidos y falta de espacio para los fallecidos son algunas de las cuestiones que lo mantienen vigente. Esta vez, fueron los que lo visitan seguido quienes alzaron la voz. Yuyos altos, roturas y ataúdes a la vista de todos bajo polvo y telarañas son las cosas que puede observar todo aquel que pretenda ir a recordar a sus seres queridos.

La sensación de tristeza que suelen causar los cementerios se vio acentuada este año por el permanente conflicto entre empleados y Municipio. Las lluvias persistentes y los 20 días de paro de los trabajadores municipales en octubre dejaron un enorme desorden que todavía no pudo resolverse.

La nueva jefa del área llegó a la necrópolis luego de las disputas y con sólo 17 empleados, de los cuales apenas seis de dedican exclusivamente al mantenimiento, y no logró normalizar el lugar.

A la angustia de perder a un ser amado se le suma la dura imagen de verlo en un ataúd tapado por las telarañas y una capa de polvo que se acumula hasta el fondo. “Si se ve tétrico sin haber sentido nada por la persona que está adentro, imaginate lo que siento yo que le tengo un enorme afecto”, expresó Nancy, una mujer que asiste periódicamente a la necrópolis para visitar a su hermana fallecida hace seis meses.

Otra vecina que halló el cementerio descuidado fue Sonia, quien mientras limpiaba la tumba de su mamá comentó: “Yo lo encuentro más limpio pero todavía hay muchos yuyos altos en algunas partes y están todos los árboles secos, como si hiciera días que nadie los riega”.

Los responsables del lugar defendieron el trabajo del personal y apuntaron a quienes alquilan nichos o parcelas en tierra por el deterioro que se observa. Aseguran que los nichos nuevos no tienen tapa porque se usan como depósitos y que a los demás deberían taparlos los vecinos.

Según los empleados, la culpa es de las lluvias reiteradas

Frente a las quejas, los empleados de mantenimiento argumentaron que aún están reparando el desastre que ocasionaron las fuertes lluvias: “El pasto creció por las nubes y somos pocos para cortar las cuatro hectáreas. Además, todavía queda agua en varios posos y eso retrasó muchas tareas”. Manifestaron que la gente se queja con el empleado porque es a quien ve todos los días, pero que los responsables son las autoridades que no brindan más personal.

Los referentes del área respaldaron las declaraciones de los trabajadores y afirmaron: “Acá vienen todos los días a las 6 de la mañana y trabajan mucho para que todo esté en condiciones”. Explicó que la situación climática los perjudicó y que luego de terminar de cortar el pasto lo único que quedará es mantenerlo. Aunque lo que se ve sobre las tumbas y en caminos internos son yuyos, no pasto sembrado para embellecer.

En cuanto a los nichos que están sin tapar y dejan ver los ataúdes y la basura -hasta botellas de cerveza- fundamentaron que se encuentran así porque sirven de depósitos, ya que no hay lugar físico para albergar más cuerpos. “Eso es temporal hasta que empecemos con las cremaciones y se terminen los 1600 nuevos que se están construyendo”, afirmaron.

Colapsado

Cremaciones gratis por falta de espacio

La cremación se mantiene como la alternativa que ofrece el Municipio para solucionar la falta de espacio en el cementerio municipal. Por el momento hay 24 ataúdes en el depósito aguardando ser ubicados. Se están construyendo 1600 nichos más, pero la obra puede ser lenta y se necesitan respuestas inmediatas. Las cremaciones son gratuitas nada más que para los nichos municipales que tengan más de dos años y sólo pueden solicitarla los responsables que estén inscriptos y tengan las cuentas al día. “Se busca la solución más rápida”, resaltaron las autoridades del lugar.

Info :LMDC

Comentarios