Home / Noticias / Crimen de Doña Mori: el hijo será desvinculado
crimen-dona-mori

Crimen de Doña Mori: el hijo será desvinculado

El inquilino acusado irá a juicio, pero el otro imputado, hijo de la víctima, quedará desvinculado de la causa en la que se investiga el asesinato de Lucinda Gutiérrez, conocida en el barrio como Doña Mori. ¿Por qué este desenlace? Es que después de varios meses de investigación, la Fiscalía llegó a la conclusión de que el grueso de las pruebas reunidas, incluida la pericia clave de ADN, señalan a Roberto “Chucky” Pacheco como único autor del crimen de la abuela, de 87 años, asesinada a golpes y patadas en su casa del barrio Santa Clara. Según fuentes judiciales, Pedro Juan Mori, su hijo, no tuvo participación.

El giro en la causa fue inminente luego de encontrar rastros de piel de Pacheco debajo de las uñas de la víctima. A esto hay que agregar que la autopsia al cuerpo de Doña Mori reveló que, por los golpes que sufrió y la posición en la que se encontraba, fue una persona quien la mató. La investigación -conducida por el fiscal Martín Pezzetta- tuvo en cuenta, además, los resultados de dos pericias psiquiátricas (una oficial y otra de parte): aun cuando el hijo hubiese estado presente en la escena del crimen, no era consciente de lo que estaba pasando. “No podía comprender el hecho”, añadieron fuentes judiciales.

Actualmente, Mori (hijo) está con prisión domiciliaria y sigue un tratamiento para recuperarse de su adicción al alcohol. Pero, una vez que el fiscal solicite la audiencia para llevar a juicio a Chucky, es muy probable que ahí mismo también pida su sobreseimiento de la causa y, entonces, quede libre.

Hay testigos en la causa que incluso ponen en evidencia la falta de dominio que tenía Mori sobre sí mismo. Incluso, cuando llegó la Policía al lugar del hecho, los interpeló preguntando: “¿Qué hacen acá?”.

Otros testigos indicaron que tenía la mirada perdida. Y la conducta posterior al crimen también le juega a su favor, ya que el hijo de la víctima permaneció en el lugar, a diferencia del huidizo Pacheco, hoy encerrado en el Penal 5. “Tampoco hay indicios que digan lo contrario, que fue Mori el asesino”, concluyeron las fuentes consultadas.

En la vereda contraria está Pacheco, quien además de huir y ser ubicado con el DNI de la víctima y los $30 mil que le robó, la prueba de ADN tiene un rigor científico insoslayable, sumada a una de sus huellas encontrada sobre un armario en la escena del crimen.

Lucinda Gutiérrez, conocida como Doña Mori, fue asesinada a golpes en su casa del barrio Santa Clara. El inquilino es el principal sospechoso.

La mató para robarle plata

Para el fiscal Martín Pezzetta está claro que el móvil del crimen fue robarle el dinero a Doña Mori. Serían unos 30 mil pesos que fueron encontrados en poder del acusado. Es por eso que se prevé que desde la fiscalía se le reproche a Chucky Pacheco, en su acusación, el delito de homicidio en ocasión de robo y una pena que se puede acercar a los 20 años de prisión efectiva. En tanto, para Pedro Juan Mori, hijo de la víctima, se solicitaría en breve su sobreseimiento.

El hecho que se investiga ocurrió en agosto del año pasado, en el interior de una vivienda ubicada sobre la calle Sargento Cabral al 1300, en el barrio Santa Clara. La mujer que iba a la casa a realizar tareas de limpieza encontró el cuerpo de la anciana.

Fuente: LMCipolletti

Comentarios