Home / Noticias / Aún no hay fecha para la entrega de las casas en el DVN
casas-dvn

Aún no hay fecha para la entrega de las casas en el DVN

El IPPV tiene el objetivo de entregar lo antes posible durante 2018 las viviendas que se están construyendo en el Distrito Vecinal Noreste. La construcción registra un promedio de un 80 por ciento de avance pero todavía está pendiente la realización de la infraestructura de servicios básicos y veredas, entre otras necesidades.

“No sé si las casas se podrán entregar en el primer semestre del año que viene, haremos los esfuerzos, pero no lo podemos afirmar. No queremos generar falsas expectativas”, manifestó ayer el titular de la repartición pública, Jorge Barragán, quien destacó el compromiso del Estado provincial con la pronta finalización de las tareas pendientes.

El funcionario destacó que tanto el plan de 404 viviendas del DVN como otros emprendimientos habitacionales, como las 96 viviendas del gremio de la gruta, están en pleno desarrollo, sin inconvenientes y con un buen ritmo de ejecución. Afirmó que con ninguna de las empresas que concretan las obras hay inconvenientes en el pago de las certificaciones, que sólo tienen un atraso normal de no más de un mes y medio por el circuito administrativo que se abre entre la presentación y la cancelación efectiva.

Explicó que los trabajos fueron asumidos por Provincia de manos de Nación para asegurar su terminación, lo que ha venido haciendo sin mayores dificultades. Sin embargo, las iniciativas no contemplaban originalmente la de las unidades habitacionales con todos los servicios y demás requerimientos de infraestructura, por lo que el IPPV y la Provincia han tenido que asumir su adecuada provisión.

“Las viviendas tienen que estar conectadas a la luz, el agua, el gas, las cloacas y deben tener afuera veredas y cordón cuneta”, enfatizó.

El hecho es que la misma situación se repite en 15 ciudades de Río Negro, donde había iniciativas del programa Techo Digno de Nación que, en un principio, como en Cipolletti, estaban en órbita de los Municipios. En conjunto, se trata de 2552 casas, cuyo destino depende ahora del IPPV.

Así, para garantizar las obras de infraestructura y servicios pendiente, Provincia tiene prácticamente sellado un crédito de un fideicomiso del área de Obras Públicas de Nación por 625 millones de pesos, además de haber tomado la decisión de destinar partidas propias para completar los requerimientos económicos y que las tareas se efectivicen.

Barragán explicó que se decidió que sean las propias empresas que están a cargo de cada plan habitacional las que concreten las tareas. Ya se ha abierto el proceso administrativo y se están empezando a pactar los compromisos. Hacia enero de 2018 estarán cerrados todos los acuerdos y la ejecución deberá hacerse en un plazo de dos a tres meses.

Requerimientos y compromiso

Necesidades

Para las obras ubicadas al noreste de la ciudad también harán falta un elevador de cloacas y un emprendimiento de refuerzo del agua potable.

Promesas

“Las viviendas se van a empezar a entregar el año que viene”, aseguró Jorge Barragán, quien prefirió no arriesgar fechas. (LMdC)

Comentarios